aprecia los regalos de DiosA veces se nos presentan situaciones o momentos en nuestras vidas donde tenemos que analizar si estamos caminando hacia el plan de Dios. Todo lo que tenemos, sabemos y aun lo que soñamos no nos pertenece, no viene de nosotros mismos sino que viene de Dios.

Cuando nuestro enfoque está puesto en el Señor, veremos el camino que Él ha preparado para nosotros. Él nos guía, nos da dirección y nos da una transparencia que hace posible que lo podamos ver con nuestros ojos espirituales.

No podemos menospreciar el lugar donde nos encontremos o las personas que nos rodean. Cada persona y cada lugar tienen un propósito en nuestras vidas.  Pueden ser parte de lo que Dios nos quiere revelar, enseñar o preparar para el llamado o bendición que tiene para nosotros.

Nunca veas la condición en que te encuentras como un simple trabajo, un hogar, una situación o un momento. Míralo como una asignación de parte de Dios para ser de influencia.