Cuando el mundo te dice que no, recuerda que tienes un Dios en el cielo que te dice si, tú puedes, yo estoy contigo, yo te premio, yo te promuevo, yo te amo, yo te cuido.
Dios nunca te va a rechazar, siempre estará con los brazos abierto listo a recibirte no importando lo que hayas hecho, la situación en que te encuentres ó las dificultades que estas enfrentando.

Búscalo y lo encontraras (Jeremías 29:13).Clama y Él te responderá. (Jeremías 33:3).
Señor en este día te doy gracias porque en medio de las tormentas de la vida y momentos de angustia tu siempre estas presente. Eres mi refugio, mi fortaleza y mi consuelo. Gracias Señor porque me amas sin condición y me das el impulso para seguir hacia el final. Ayúdame a siempre recordar que contigo todo lo puedo hacer.