blog_cuida tu corazon

No es un secreto que las mujeres somos más sentimentales que los hombres, por lo menos en la mayoría de los casos. Cuando se trata de relaciones, usualmente somos nosotras las más afectadas a la hora de una ruptura.  Yo creo que es por nuestra capacidad de entrega, la misma con la que Dios nos dotó para cuidar de nuestros hijos.  La abnegación que hay en la mujer se refleja en su aspecto maternal, pero también cuando se trata de amar a otras personas.

Proverbios 4:23 nos dice leer “Por sobre todas las cosas, cuida tu corazón, porque de él mana la vida”.

Tu corazón en este caso quiere decir el centro de tus emociones y sentimientos, cuando lo entregas a un ser humano corres muchos riesgos, los seres humanos nos equivocamos y podemos herir a los demás. Por otro lado, cuando pones tu corazón completamente en las cosas materiales, puede ser peor, porque nada de lo material va a satisfacer tus vacíos.

En cambio, cuando pones en primer lugar a Dios en tu corazón, estás a salvo, segura y lista para amar sanamente a los demás.