El Señor es nuestro refugio y nuestra Fortaleza en tiempo de tribulación. La palabra de Dios es un antídoto para todas nuestras situaciones que confrontamos y que vivimos cada día. Así sea en las noticias que vemos, las cosas que están pasando en el mundo, las situaciones personales que podamos tener con nuestros hijos, en nuestra salud y también problemas financieras que podemos tener en nuestra economía. Toda área de dificultad, toda área de prueba que estés atravesando tú puedes encontrar en la palabra de Dios una respuesta y un antídoto para no caer en lo que es el temor. Aveces estamos escuchando y viendo tantas cosas en lo natural que sentimos temor. Por eso es importante es saber y conocer la palabra de Dios que te da provisión y herramientas. En este día tienes que conocer y reconocer tus derechos como hijo(a) de Dios. La Biblia es lo que el Señor nos ha entregado como manual de vida para cada situación en nuestras vidas.