Lo que hayas hecho en el pasado o en otro tiempo, no tiene importancia para Dios. Si tú le has entregado tu corazón a Jesús, Él te ha hecho nueva criatura.
2 Corintios 5:17 dice “De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es, las cosas Viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas.”
Dios le ha placido limpiarte y levantarte y darte una nueva vida y una nueva visión.
Abraza en este día todo lo nuevo que Dios tiene para ti y se agradecido por el gran amor que tiene hacia ti.