Muchas veces nos podemos sentir fatigados y agobiados por circunstancias que nos rodean o por situaciones que no esperábamos tener que pasar.

Pero la palabra de Dios para ti en este día es que no permitas que las luchas y las batallas que estas atravesando causen en ti fatiga y agotamiento.

Hay estrategias que el enemigo puede utilizar para mantener al pueblo de Dios fatigado. La fatiga puede producir duda, agotamiento y deseos de abandonarlos todo.

Dios quiere llenarte de gozo; y hoy profetizo sobre tu vida que te pondrás de pie y te reirás en la cara del enemigo.

¡Levantate y celebra tu Victoria porque ya Dios te la ha dado!