El Salmo 18:29 dice “Con tu fuerza puedo aplastar a un ejército y con mi Dios asaltare muros.” Cuando la Biblia habla de ejércitos se refiere a personas y cuando habla de muros, se refiere a obstáculos.

En este salmo el Señor te da una ponderosa promesa y te dice que tomado de la mano de El, no habrá nadie que pueda venir contra ti y triunfar. Además te promete que te dará la fortaleza extra para que puedas vencer todo obstáculo y toda adversidad.

Dele gracias a Dios porque ya tu victoria es segura y Él te dará la fuerza para triunfar.