Ocurrirán cosas para ti que nunca habías visto; y son esas peticiones que habías presentado delante de Dios. Ha llegado el tiempo de la manifestación y del cumplimiento.

Todo lo que has creído en tu espíritu, ahora prepárate para experimentarlo como nunca antes.

Ezequiel 12:23 dice: “…Se han acercado aquellos días, y el cumplimiento de toda visión”.

Mantente en expectativa con un corazón agradecido, porque Dios pelea tu batalla y todo obstáculo que se levante en tu contra será removido.

Nada podrá detener que atravieses el Mar Rojo. Hoy, se abre para ti.