El Señor apaga las voces que se han levantado contra ti para acusarte y para insultarte. Dios te recuerda que aunque tus circunstancias puedan parecer de momentos oscuras, Él es poderoso para cambiarlas.

Lo que el enemigo ha diseñado para destruirte y para desacreditarte, el Señor todopoderoso le dará un giro y lo utilizará para exhibir su gloria y el enemigo tendrá que devolverte todo lo que te ha robado.