Esfuérzate y sé valiente

Cada día nos enfrentamos a diferentes retos y situaciones.  Unos pueden ser para superarnos más en la vida.  Otros, para probar nuestra resistencia ante las circunstancias negativas que nos sobresaltan en el camino.  En ambos casos es necesario esforzarnos para poder salir victoriosos.

Josué se enfrentó a la posibilidad de conquistar una nación, Job se enfrentó a la pérdida de toda su familia, sus bienes y hasta su salud.  Pero tanto Josué como Job pudieron vencer sus circunstancias con esfuerzo, valentía y confianza en Dios.

Si hoy tú te encuentras frente a una situación similar, no te rindas, continúa perseverando de la mano de Dios y él te conducirá a la victoria.

El no es indiferente ante nuestra lucha, por el contrario nos ayuda y hace que todo lo que parece negativo se convierta en una bendición especial. Cualquiera sea tu situación, ¡Esfuérzate y sé valiente!, recuerda que tienes la victoria asegurada de la mano de Dios.