blog mariam esperandoUnas de las cosas más difíciles en la vida es esperar por algo o por alguien. Esperar por esa persona con la que anhelas pasar el resto de tu vida, esperar por la sanidad de una enfermedad, esperar que la economía personal o familiar mejore, o esperar por un cambio en tu vida o en la de tu matrimonio. Pero déjame decirte que hay algo que puede marcar la diferencia- incluir a Dios en tu espera. 

Cuando la gente espera en Dios con paciencia y expectativa en medio de circunstancias negativas Dios aparece repentinamente.

Así que no te rindas, llénate de esperanza que el poder de Dios no tiene límites y él aparecerá por ti.

Te animo a confiar más en Dios, búscalo en la intimidad y pídele dirección.Veras la diferencia en tu vida.