Creo que uno de los capítulos bíblicos que mejor describe a la mujer de Dios es Proverbios 31, este pasaje nos habla de una mujer que madruga para dar de comer a sus hijos, que administra con éxito los bienes económicos del hogar, que extiende la mano al pobre y al necesitado y que si hace frío no se preocupa pues siempre mantiene abrigada a su familia.

Su esposo confía plenamente en ella y él es respetado entre los demás. Ella se reviste de fuerza y afronta segura el día de mañana.

Como vemos ser mujer no es nada fácil, por eso hoy quiero honrar a esa mujer trabajadora, ama de casa, madre, esposa, y amiga. Soy Mariam Delgado y desde el fondo de mi corazón deseo que seas esa mujer sabia que edifica su casa en todo tiempo.

En este mes de marzo celebramos juntas el día internacional de la mujer. Feliz día Mujer fuerte y esforzada.