Cuando le abres tu corazón a Jesús, la luz de Dios comienza a iluminar tu vida y la mano de Dios estará contigo siempre.

Proverbios 4:18 dice “El camino de los justos es como la primera luz de la mañana, que va en aumento hasta que el día alcanza todo su esplendor.”

El Señor ha comenzado una obra maravillosa en tu vida y así como escuches la palabra iras madurando y creciendo y el plan que Dios tiene para tu vida, se va cumpliendo día a día en todas las áreas de tu vida.