Te invito a que en este comienzo de año, escribas 5 cosas que te gustaría
lograr. Sueños que quizás han estado dormido, o metas que quisieras lograr.

Con la ayuda de Dios y a partir de este momento vas a tomar la decisión de
comenzar a trabajar por esos sueños que Dios ha puesto en tu corazón. Ha
llegado el tiempo de que tomes la iniciativa de trabajar por tus sueños,
para que puedas alcanzar eso que Dios ha puesto en tu corazón.

2 Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

Dios ha puesto en ti la habilidad y la capacidad para que puedas alcanzar
cosas grandes y significativas.