unnamed-1Cuando vemos una persona exitosa siempre pensamos que suerte tiene, que ha hecho para lograr tanta fama o fortuna. La realidad es que detrás del éxito de la mayoría de estas personas hay una vida llena de constancias, de perseverancia y de empeño. Ponen empeño en lo que quieren lograr. Muchas personas se rinden al primer intento, tiran la toalla o simplemente posponen sus metas y sus sueños, dándole mayor interés al deleite o al placer.

En la Biblia encontramos un sabio proverbio que dice: “las manos ociosas conducen a la pobreza; más las manos hábiles, atraen riquezas (Proverbios 10:4)”. Más claro no nos puede hablar este verso.

Si deseas tener éxito en las cosas que haces, en los sueños y deseas alcanzar tus sueños y hacerlos realidad tienes que esforzarte. Nada nos cae del cielo. Todo logro en nuestra vida conlleva un tiempo de dedicación de estudio y de perseverancia. El camino no será fácil pero al final podrás ver el fruto de su esfuerzo

Te invito a dejar a un lado la pereza y la comodidad, ya que fuiste creado para ser un vencedor.