A través de los años he conocido muchas personas que tomaron malas
decisiones a causa de la influencia o los malos consejos de otras personas.

Muchos escuchan a sus familiares o amigos diciéndote, vas a fallar, no
intentes ese negocio, otros lo intentaron y fracasaron, eso no es posible.
Sabes lo que Dios le dijo a Josué después que Moisés había muerto? En el
capítulo 7: Solamente esfuérzate y se muy valiente, para cuidar de hacer
conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mando, no te apartes de ella
ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que
emprendas.

Josué solo debía meditar y creer la palabra de Dios y no ser influenciado
por nada ni nadie.

No permitas que la opinión o las voces de terceras personas, decidan por ti
y mucho menos que quieran desviar tu atención para que consideres lo que ves
con tus ojos naturales.

Si quieres alcanzar el éxito en todo lo que emprendas, mantente alineado a
la palabra de Dios y a sus promesas y verás la diferencia en tu vida.