En Marcos 10:51 es la historia de un ciego que clamó a Jesús por su sanidad.
A pesar de las personas que reprimían al ciego para que dejara al maestro
tranquilo, el clamó más fuerte y esto fue lo que atrajo la atención de
Jesús.

“Respondiendo Jesús le dijo: Que quieres que te haga? Y el ciego le dijo:
Maestro que recobre la vista”. Era obvio que el ciego quería ser sanado,
pero él debía declarar lo que quería.

Dios quiere que le pidamos. Que quieres que Jesús haga por ti? Háblalo en
alta voz y con claridad. Él está dispuesto a manifestar su poder en
cualquier circunstancia de tu vida.

Este es el tiempo de ver las manifestaciones de eso que estas pidiendo y
creyendo en tu familia, en tu economía, o en cualquier circunstancia. Dios
te dice: “Que quieres que haga? Él está esperando que pidas y que creas en
fe que Él es poderoso para hacer mucho más abundantemente todas las cosas.
Dios está trabajando todas las cosas a tu favor.