Dios tiene promesas para cada uno de nosotros de cómo enfrentar un nuevo año con esperanza, y lo más importante, de cómo buscar Su voluntad para nuestras vidas dejando que el Espíritu Santo siempre guíe nuestro camino.

2 Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.

Disfruta de este nuevo año y recibe la bendición que Dios tiene para ti. Agradece a Dios por lo que tienes y Él te dará todo lo que tú necesitas.

Proverbios 23:18 dice: “Porque ciertamente hay un fin y tu esperanza no será cortada”. Todo dolor, toda incertidumbre, todo peso será quitado, será cortado y será reemplazado por gozo y esperanza.