Cada uno de nosotros busca el amor y la aceptación de las personas, en especial de las personas que más nos importan cómo nuestros padres, pareja, el jefe o gentes que queremos impresionar. Sin embargo esta clase de amor depende de lo que hagamos. Muchos pasan años de su vida tratando de buscar la aceptación de personas, que quizás no es la voluntad de Dios para su vida.

Solo Dios puede ofrecerte amor y aceptación y si tú buscas la aprobación de Dios puedo asegurarte que vas por el camino correcto. Aun cuando cometemos errores y fallamos, Él siempre está de nuestro lado para ayudarnos y levantarnos.

Deseo que el amor de Dios inunde tu vida y tu corazón y al reconocer ese gran amor de Él por ti puedas encontrar tu verdadera seguridad y aceptación.