En este comienzo de semana habla lo que crees y estás esperando de parte de Dios. Hoy el Señor llena tu corazón de fe para que puedas experimentar su amor y su poder. La palabra de Dios es profética, así que tú boca será bendición profética para que puedas recibir todas las promesas de Dios.

El Señor te ha dotado con la capacidad de creer, para que luego declares lo que crees. Dios llama las cosas que no son para que sean. Esta es la forma en que la fe da resultados. No debes contradecir lo que dice la palabra de Dios, ponte de acuerdo con su palabra, con sus promesas porque todas son para ti.