Eclesiastés 3: 1 dice: “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo”

El agricultor sabe que hay estaciones definidas de tiempo de siembra y cosecha…..

– La primavera es cuando siembra sus semillas.
– El verano es cuando espera que sus cosechas crezcan.
– En otoño es cuando recoge su cosecha que ha sembrado.
– En invierno cuando esta frío, oscuro, y parece que nada está sucediendo. Es durante esa estación que el agricultor espera y se prepara para la próxima primavera.

Cada una de estas estaciones es importante, ninguna es más importante que otra. ¡Este en Gozo!! Esto es lo que Dios promete:

“El que llorando esparce la semilla, cantando recoge sus gavillas. (Salmo 126: 6)

Si te encuentras en una temporada de invierno, sé que Dios quiere que tus raíces crezcan más profundamente, Él quiere fortalecer tu fe, para hacerte fuerte en el conocimiento porque Él está trabajando todas las cosas para tu bien!!